El Papa propone a san Agustín como modelo de búsqueda de la felicidad


Benedicto XVI, durante su viaje por la República Checa, se dirigió a los jóvenes congregados en la vía de Melnik (Stará Boleslav), con motivo de la celebración del martirio de san Wenceslao, patrón de la República Checa. Les recordó la experiencia de san Agustín como modelo de búsqueda de la felicidad y les invitó a dar sentido a sus vidas desde la fe, la humanidad y la responsabilidad.

El Papa Benedicto XVI ha invitado a los jóvenes a mirar a la experiencia de san Agustín, “que descubrió que sólo Jesucristo era la respuesta satisfactoria al deseo, suyo y de cada hombre, de una vida feliz, llena de significado y de valor (cf. Confesiones I,1,1)”.

El Santo Padre explicó que todo joven tiene entre sus aspiraciones alcanzar la felicidad, “una aspiración que sin embargo a menudo la actual sociedad de consumo aprovecha de forma falsa y alienante”, apuntó Benedicto XVI. En su opinión es necesario valorar “seriamente el anhelo de felicidad” y asumir que exige “una respuesta verdadera y exhaustiva”.

“Como hizo con san Agustín, el Señor sale al encuentro de cada uno de vosotros. Llama a la puerta de vuestra libertad y pide ser acogido como amigo. Os quiere hacer felices, llenaros de humanidad y de dignidad. La fe cristiana es esto: el encuentro con Cristo, Persona viva que da a la vida un nuevo horizonte y son ello la dirección decisiva. Y cuando el corazón de un joven se abre a sus designios divinos, no le resulta muy difícil reconocerle y seguir su voz.”, prosiguió el Papa.

Construcción de la familia cristiana

Benedicto XVI hizo énfasis también la importancia del matrimonio, cuya preparación “constituye un verdadero camino vocacional”. El Papa explicó a los jóvenes que “el Señor llama a cada uno por su nombre y quiere confiar a cada uno una misión específica en la Iglesia y en la sociedad. […] Considerad por tanto seriamente la llamada divina a construir una familia cristiana y que vuestra juventud sea el tiempo de construir con sentido y responsabilidad vuestro futuro. ¡La sociedad necesita familias cristianas, familias santas!”.

Del mismo modo, el Papa también se refirió al sacerdocio y al ejercicio de la vida consagrada: “Estad atentos y disponibles a la llamada de Jesús a ofrecer la vida al servicio de Dios y de su pueblo. La Iglesia, también en este país, necesita numerosos y santos sacerdotes y personas totalmente consagradas al servicio de Cristo, Esperanza del mundo”.

Tomado de http://www.agustinosrecoletos.com/

04 de octubre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...