Saludo del P. Ismael Ojeda - Nov. 2017


Queridas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela:

Mi saludo del mes desde Lima, con todo amor y oraciones por su bienestar personal y familiar.

Desde España he tenido noticias de Requena, Arcos de la Frontera, Torrelodones de Madrid y algunas referencias lejanas de otros sitios. Les cuento que mi madre Julia cumplió el pasado veinte, noventa y cinco años. Estuvo bien acompañada entre otros por los seis biznietos y la última nieta, todos de siete años para abajo. Gracias a Dios está muy bien. Les agradezco su interés y oraciones.

De América les recuerdo tres penas que sufren algunas madres mónicas de estos lares. En primer lugar, el colectivo de las madres argentinas que han perdido a sus hijos en el naufragio del submarino siniestrado. Nos unimos a ustedes en su dolor y en su oración por los fallecidos y por las familias que han dejado aquí. Pedimos al Dios de la Vida y del Consuelo que salgan robustecidas en su fe y en sus familias.

En estos días estamos acompañando a las madres venezolanas residentes en Perú que están esperando a sus hijos que vendrán de Venezuela para celebrar la Navidad y quedarse con ellas aquí en Perú. La ONG Unión Venezolana en Perú se ha propuesto traer a doscientos niños venezolanos para que se junten con sus padres en Perú, recomponiendo sus familias tras la migración forzada que han sufrido.

En las parroquias María Magdalena y Santa Rita de Lima se está reuniendo desde hace más de un año este colectivo venezolano que vive como un exilio. Así que, por una parte una gran alegría dentro de tanto dolor como han sufrido y padecen aún estas familias venezolanas. Nuestra oración por esas esposas y madres de familia, y sus hijos. Que estos hechos nos hagan más confiados en la Providencia de Dios que nunca nos abandona, y menos en las situaciones más difíciles...

Y en tercer lugar, he tenido correspondencia con una madre mónica de Puerto Rico cuyo país fue azotado por dos huracanes, y la población ha padecido muchas penurias por falta de luz, combustible, vivienda, alimentos, trabajo... que aún no logran superar del todo. Ellos cuentan con nuestras oraciones y solidaridad.

Bien, y, como ya entramos en Adviento, feliz Navidad para todas las Madres Mónicas de Venezuela que son numerosas y comprometidas: Que el Niño Dios siga llegando a sus hogares y se quede para siempre, con ustedes, sus maridos y sus hijos. Un abrazo desde Lima. Adelante, mucho ánimo y fortaleza. La Madre Virgen María las acompañe particularmente en esta Navidad. Con estima personal,


P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com


28 de noviembre de 2017


Saludo del P. Ismael Ojeda - 27 sept. 2017


Queridas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela: Mi saludo cordial en este 27 de setiembre.

Comienzo este saludo solidarizándome con las familias afectadas por los desastres naturales en el Caribe, en Méjico y en USA. Nos acordamos especialmente de las madres mónicas que pueden estar sufriendo en esos países y oramos por ellas. Personalmente mantengo contacto con un grupo de mónicas de Puerto Rico. Les pido oraciones por ellas que lo estarán pasando muy mal. Además de este saludo les voy a escribir personalmente.

Y seguimos con interés y preocupación la crisis sociopolítica de Venezuela que no acaba de resolverse. Mucha gente está pasándolo mal allá y también muchos emigran adonde pueden. También al Perú llegan bastantes familias. En esta parroquia acogemos a un grupo numeroso de inmigrantes venezolanos cada quince días.

Procuramos atenderlos, acogerlos según nuestras posibilidades. Muchos han encontraron trabajo, vivienda... Nos da mucho gusto. Oremos para que esta situación la vivamos según la disposición del Señor y gocemos de que Dios sea nuestra mayor riqueza y felicidad que no pasa ni se pierde. Teniéndolo a él, ¿qué nos faltaría?

Desde España, después de los atentados islamistas, en Cataluña y en toda España están viviendo esa situación sociopolítica tensa... Acogemos el pronunciamiento de la conferencia episcopal. Seguimos orando por nuestros gobernantes, como nos pide el Papa Francisco. El manifiesto de algunos sacerdotes enviado a Roma nos afecta y rezamos para que todos cumplamos la voluntad de Dios dentro de la Iglesia. Nosotros, sacerdotes, debemos dar ejemplo. En fin, confiemos en que todo será para bien. Atentos siempre al Espíritu.

Pero también tenemos motivos para alegrarnos: En nuestro Perú nos estamos preparando para recibir al Papa Francisco que nos visitará el próximo enero. También visitará Chile en el mismo viaje apostólico. Seguro que él nos traerá un mensaje de paz y esperanza que nos hará mucho bien no solo a Chile y Perú sino a toda América.

Tengamos apertura y oremos para que Dios sea glorificado en esta visita papal. En setiembre el mensaje es: Tú puedes ser santo. En octubre: Unidos en una misma fe al Señor de los Milagros. Unidos por la esperanza. Sigamos las catequesis preparadas para esta ocasión.

Finalmente nos alegramos de un nuevo grupo de madres mónicas que se está organizando en Arcos de la Frontera, Cádiz, España. Son cuatro madres de familia que se reúnen desde febrero y que se han puesto en contacto con un servidor. Ya les mandé las oraciones. Me han respondido y están muy animadas formando los primeros coros de oración. Gracias sean dadas a Dios. Sigan adelante y cuenten con nuestro cariño y oraciones.

Nada más por hoy, estimadas hermanas de Venezuela. Ánimo y adelante dando ejemplo a sus hijos y familia, a mantener los coros ya formados y a organizar alguno nuevo. Muchas madres quedan aún por ahí un tanto abandonadas, y necesitan nuestra ayuda.

Que el Señor siga estando grande con ustedes por intercesión de Santa Mónica. Un abrazo desde Lima. Con estima personal y cariño,


P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com

27 de septiembre de 2017

Saludo del P. Ismael Ojeda - 27 julio 2017


Queridas Madres Santa Mónica de Venezuela: Ayer debí enviarles este saludo. Se lo mando con especial cariño por estar visitando a la familia, sobre todo a mi madre Julia. Gracias a Dios están todos bien.

No sé hasta dónde podré llegar en esta visita en España. Ya me quedan pocos días. He pasado por Madrid, Sta. Florentina, Salamanca, Burgos y resido en Logroño. Sé que aquí las mónicas perseveran en su oración y en su misión. Doy gracias a Dios por ello. Me uno a su alegría y satisfacción.

No las olvidamos, queridas madres mónicas venezolanas, en estos días que pueden ser cruciales en la solución de la crisis dolorosa que están sufriendo. Ánimo. Todas las madres mónicas se unen a ustedes en todos sus afanes y preocupaciones. No están solas. No cejamos en nuestra plegaria. ¡Hágase tu voluntad!

En este día nos unimos a las madres mónicas peruanas, pues hoy y mañana celebran las fiestas patrias. Dios siga estando grande con el Perú y en particular con las familias peruanas.

No les quito más tiempo. Santa Mónica interceda por nosotros, y en particular por Venezuela, junto con la M. María de San José. Un abrazo y bendiciones,

P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com

28 de julio de 2017

Saludo del P. Ismael Ojeda, 27 junio 2017


Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela: Mi saludo del mes, como si fuera personal, para cada una de ustedes, deseándoles todo el Amor de Dios y de sus seres queridos. Cuenten con el mío, por supuesto.

En España, Venezuela y otros países comienzan las vacaciones de verano. No me resulta tan fácil imaginar sus planes de vacaciones en una situación como la que están pasando hace tiempo, y que no acaba de aclararse y de pacificarse socialmente. En los dos últimos saludos de mes invitábamos a rezar por ustedes. Las madres mónicas son intercesoras y siguen orando por ustedes, sus familias, sus hijos, los emigrados o que han muerto. Dios tenga piedad de todos. Ánimo. Las madres son fuertes.

Y la noticia que no puedo olvidar es la anunciada visita del Papa Francisco a Chile y a Perú. Aquí estará del 18 al 21 de enero de 2018 y tendrá encuentros en tres ciudades: Puerto Maldonado en la selva peruana, Trujillo en la zona norte del Perú y en Lima capital. Será algo maravilloso. Ya estamos preparándonos a fin de que sea un acontecimiento de gracia para todos los peruanos en particular, para América y para toda la Iglesia católica. Personalmente me tocaron las dos visitas de san Juan Pablo II, en 1985 y 1988. Ahora será distinto.

También les cuento que acabo de presidir en le iglesia parroquial la misa votiva de Santa Mónica. Al final, hemos rezado la oración de los coros de oración. También hemos ofrecido a las asistentes las oraciones de la madre gestante y de la madre viuda. Hay muchas madres que son fieles a esta misa mensual, les gusta, les hace mucho bien; y claro, la celebramos en comunión con las mónicas del Perú y de todo el mundo. Así que estamos en contacto y sintonía espritual con ustedes.

Finalmente, me alegra pensar en la renovación espiritual que habrán experimentado tras la celebración de Pentecostés, durante este mes de junio. Estos domingos son como una catarata de gracia que nos va inundando: Resurreción y Ascensión del Señor, Pentecostés, Santísima Trinidad, Corpus Christi, Corazón de Jesús.

Ha sido como un desbordamiento de gracia: "Si por el delito de uno murieron todos, mucho más, la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, se ha desbordado sobre todos" (Rom 5, 15). Amén.

Que la gracia de Cristo siga desbordándose sobre ustedes para gloria de Dios, edificación de la Iglesia y de sus hogares, y para el contento y felicidad de todas ustedes, apreciadas y queridas madres mónicas de Venezuela. Seguimos orando en solidaridad con ustedes, no desmayen. Seguimos invocando la protección de la Beata Madre María de San José y de Santa Mónica. Con afecto en Cristo,

P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com

27 de junio de 2017
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...