Saludo del P. Ismael Ojeda, 27 junio 2017


Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela: Mi saludo del mes, como si fuera personal, para cada una de ustedes, deseándoles todo el Amor de Dios y de sus seres queridos. Cuenten con el mío, por supuesto.

En España, Venezuela y otros países comienzan las vacaciones de verano. No me resulta tan fácil imaginar sus planes de vacaciones en una situación como la que están pasando hace tiempo, y que no acaba de aclararse y de pacificarse socialmente. En los dos últimos saludos de mes invitábamos a rezar por ustedes. Las madres mónicas son intercesoras y siguen orando por ustedes, sus familias, sus hijos, los emigrados o que han muerto. Dios tenga piedad de todos. Ánimo. Las madres son fuertes.

Y la noticia que no puedo olvidar es la anunciada visita del Papa Francisco a Chile y a Perú. Aquí estará del 18 al 21 de enero de 2018 y tendrá encuentros en tres ciudades: Puerto Maldonado en la selva peruana, Trujillo en la zona norte del Perú y en Lima capital. Será algo maravilloso. Ya estamos preparándonos a fin de que sea un acontecimiento de gracia para todos los peruanos en particular, para América y para toda la Iglesia católica. Personalmente me tocaron las dos visitas de san Juan Pablo II, en 1985 y 1988. Ahora será distinto.

También les cuento que acabo de presidir en le iglesia parroquial la misa votiva de Santa Mónica. Al final, hemos rezado la oración de los coros de oración. También hemos ofrecido a las asistentes las oraciones de la madre gestante y de la madre viuda. Hay muchas madres que son fieles a esta misa mensual, les gusta, les hace mucho bien; y claro, la celebramos en comunión con las mónicas del Perú y de todo el mundo. Así que estamos en contacto y sintonía espritual con ustedes.

Finalmente, me alegra pensar en la renovación espiritual que habrán experimentado tras la celebración de Pentecostés, durante este mes de junio. Estos domingos son como una catarata de gracia que nos va inundando: Resurreción y Ascensión del Señor, Pentecostés, Santísima Trinidad, Corpus Christi, Corazón de Jesús.

Ha sido como un desbordamiento de gracia: "Si por el delito de uno murieron todos, mucho más, la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, se ha desbordado sobre todos" (Rom 5, 15). Amén.

Que la gracia de Cristo siga desbordándose sobre ustedes para gloria de Dios, edificación de la Iglesia y de sus hogares, y para el contento y felicidad de todas ustedes, apreciadas y queridas madres mónicas de Venezuela. Seguimos orando en solidaridad con ustedes, no desmayen. Seguimos invocando la protección de la Beata Madre María de San José y de Santa Mónica. Con afecto en Cristo,

P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com

27 de junio de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...