VII Domingo del Tiempo Ordinario -A-

Mateo 5, 38-48

Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente.  Pero yo os digo que no hagáis frente al que os hace mal; al contrario, a quien te abofetea en la mejilla derecha, preséntale también la otra;  al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, dale también el manto;  y al que te exija ir cargado mil pasos, ve con él dos mil.  Da a quien te pida, y no vuelvas la espalda al que te pide prestado. 


Habéis oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.  Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen.  De este modo seréis dignos hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir el sol sobre buenos y malos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa merecéis? ¿No hacen también eso los publicanos?  Y si saludáis sólo a vuestros hermanos ¿qué hacéis de más? ¿No hacen lo mismo los gentiles?  Vosotros sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto.


20 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...