Saludo del P. Ismael Ojeda, 27 febrero 2015

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela:

Con agrado me pongo en comunicación con ustedes para desearles lo mejor en el Amor del Señor, como personas y como madres y esposas.

En este tiempo cuaresmal quiero recordarles que no están solas en su oración, en su intercesión y en su combate cristiano contra el mal.

Durante la Cuaresma toda la Iglesia, como una Madre próvida y feliz, no ceja de rogar a Dios por los hijos que han sido infieles a su Bautismo, pide insistentemente por la conversión de los pecadores, llora por sus hijos alejados de Dios y del hogar y esclavizados en el error o en el vicio.

Ahora, más que nunca, ustedes deben crecer en su espiritualidad, en su vocación, en su identidad y alegría cristiana.

Tiene que ser la Cuaresma una escalada hacia la plenitud de esposas y de madres cristianas, que están dando a luz a sus propios hijos y esposos en la fe, que los están alumbrando con la Luz de Cristo y que gozan con el Padre Dios que, como una Madre, hace fiesta con los hijos pródigos que vuelven al Hogar.

Ánimo, pues, no están solas. Toda la Iglesia las acompaña, las sostiene y las anima en su noble misión familiar, social y eclesial.

Para concluir les comparto que en España, Argentina y también aquí en Perú se están formando más coros de oración. Estamos avanzando... hacia la meta.

Dios me las bendiga y siga estando grande con ustedes. Les adjunto unas consideraciones sobre la "paciencia" del Señor en su pasión, que les pueden ayudar mucho.

Un abrazo. Les deseo una provechosa Cuaresma y una feliz Pascua de Resurrección. Con cariño, p. Ismael

Mensaje Cuaresmal para las Madres Mónicas

27 de febrero de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...