Saludo del P. Ismael Ojeda - Enero 2015

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela:

Con gusto les envío este primer saludo del 2015 deseándoles lo mejor en el amor del Señor. Que cada día estén más enamoradas de su vocación de esposas y de madres cristianas para hacer presente el Reino de Dios en sus hogares mediante la paz, el diálogo, el amor, la ternura, el perdón y la paciencia, la delicadeza y exquisitez de trato, la fortaleza, la experiencia de Dios, la fe, el calor de hogar... No acabaría.

Les comparto que me siento muy bien en esta nueva misión y que percibo todos los días el poder y el amor de Dios en la alegría de la gente, el agradecimiento... y la disponibilidad: sobre todo en las misas dominicales. Todo lo que veo no podría darse sin la oración de ustedes. Les agradezco de corazón por ello, y pido a Dios que les recompense como sólo él sabe hacerlo.

A pesar de mi nueva residencia y misión pastoral, me siento ligado a ustedes como Madres Mónicas, sobre todo a través de esta carta mensual. Pero quizás el Señor nos pueda pedir algo para este año, como encuentros zonales o nacionales. El Encuentro en San Millán, España, está en "veremos".

Lo ponemos todo en oración para captar mejor la voluntad de Dios. Esta noche presidiré la misa que la parroquia ha separado para las madres mónicas. En otras parroquias también la celebrarán... o tendrán diversas reuniones o encuentros. Que todo salga bien.

Felicito a todas por este apostolado de las madres mónicas, pero en particular a las Madres Mónicas de Asturias, que no deja de crecer: dos nuevos coros. Enhorabuena. En Argentina existe bastante inquietud también. Seguimos en contacto.

Me despido copiándoles un texto bíblico de san Pablo sobre la transmisión de la fe y el comentario del Papa Francisco:


“Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios... a Timoteo, amado hijo: Gracia, misericordia y paz... Doy gracias a Dios... trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también" (2Tim 1,1-5).


“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (2Ti.14-15).




Hasta el próximo mes. Dios siga estando grande con ustedes. En intercambio de oraciones. Un abrazo, p. Ismael

_______________




27 de enero de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...