Novena Coromotana 2014 (4)

Caminamos en familia... por la paz


ORACIÓN INICIAL

Virgen de Coromoto, elegiste a Venezuela y a los indígenas de su tierra para ponerlos bajo tu protección y cuidado. Todos los que habitamos en esta tierra de gracia celebramos la elección, y nos colocamos bajo tu amparo.

Te rogamos por todos los matrimonios: que el amor, el diálogo y la comprensión sean aliados de todas las parejas. Cuida a todos los hijos de esta tierra. Llévanos por el camino del bien e ilumínanos en cada instante de la vida. Guárdanos a todos del mal y bendícenos. Amén.


DÍA 4

Motivación: Una vez pasado el trajín de la boda "comienza" la aventura del matrimonio. Encomendamos a los matrimonios jóvenes o recién casados, para que caminen con fe, en diálogo y teniendo presente en su vida el ejemplo de la Sagrada Familia.

Lectura bíblica: Juan 2,1-11
Las bodas de Caná

Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos.

Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: “No tienen vino.”

Jesús le responde: “¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.” Dice su madre a los sirvientes: “Haced lo que él os diga.”

Había allí seis tinajas de piedra, puestas para las purificaciones de los judíos, de dos o tres medidas cada una. Les dice Jesús: “Llenad las tinajas de agua.” Y las llenaron hasta arriba. “Sacadlo ahora, les dice, y llevadlo al maestresala.”

Ellos lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, como ignoraba de dónde era (los sirvientes, los que habían sacado el agua, sí que lo sabían), llama el maestresala al novio y le dice: “Todos sirven primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el inferior. Pero tú has guardado el vino bueno hasta ahora.”

Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos.


ORACIÓN FINAL (para todos los días)

Oración por Venezuela

Jesucristo, Señor Nuestro, acudimos a ti en esta hora de tantas necesidades en nuestra patria.

Nos sentimos inquietos y esperanzados, y pedimos la fortaleza como don precioso de tu Espíritu.

Anhelamos ser un pueblo identificado en el respeto a la dignidad humana, la verdad, la libertad, la justicia y el compromiso por el bien común.

Como hijos de Dios, danos la capacidad de construir la convivencia fraterna, amando a todos sin excluir a nadie, solidarizándonos con los pobres y trabajando por la reconciliación y la paz.

Concédenos la sabiduría del diálogo y del encuentro, para que juntos construyamos "la civilización del amor" a través de una real participación y de una solidaridad fraterna.

Tú nos convocas como nación y te decimos: Aquí estamos, Señor, junto a nuestra Madre, María de Coromoto, para seguir el camino emprendido y testimoniar la fe de un pueblo que se abre a una nueva esperanza.

Por eso todos juntos gritamos: ¡Venezuela! ¡Vive y camina con Jesucristo, Señor de la historia! Amén.





05 de septiembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...