Lectio Divina, Domingo II de Cuaresma, Ciclo A




Paso 1. Disponerse: Ponte en la presencia del Señor. Él te ha llamado, te espera. Míralo así: “Es Dios quien quiere hablar conmigo en la lectura”. El Espíritu es la fuerza del amor de Dios que nos revela a Jesús. Llámale con tus palabras y a tu modo, con mucha confianza: Ven, Espíritu Santo. Una forma de prepararte a la escucha del Señor en la lectura es haciendo muy despacio el signo de la cruz sobre ti: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


Mt 17,1-9

Seis días más tarde, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y subió con ellos aparte a un monte alto. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. De repente se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él.

Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías».

Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y una voz desde la nube decía: «Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo».

Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis». Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.

Cuando bajaban del monte, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos».



Paso 2. Leer: Lee varias veces. ¿Identificas a los cinco personajes del relato? Si profundizas en la palabra transfiguración comprenderás mejor el texto. En las notas y comentarios de tu Biblia encontrarás ayuda.


Paso 3. Escuchar: No pienses mucho. Interioriza. Deja hablar y que te toque quien te habla en el texto. ¿Qué significa para ti escuchar a Jesús? ¿Qué mensaje te queda de este relato evangélico?


Paso 4. Orar: Cuéntale al Señor en confianza qué te hace decirle esta lectura. Habla al Señor con confianza. Lo importante es el amor que pones en las palabras. ¿Qué significa para ti: ¡Qué bien se está aquí!?


Paso 5. Vivir: Mira tu vida desde la vida de Jesús, desde su amor por ti. ¿Qué aprendes del amor de Dios en esta lectura? ¿Vives a fondo el hecho de que las pilas de la vida cristiana se cargan en la oración y los sacramentos?


Enviado por el P. Ismael Ojeda, inspirado en: http://semillas-edit.es/

    16 de marzo de 2014

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...