Domingo IV de Adviento -C-

Lucas 1, 39-45

En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.

En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito.

- «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!

¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. »

Homilía de San Agustín: Tres son los géneros de vida de los miembros de Cristo
Lecturas completas del Domingo IV de Adviento, Ciclo C




23 de diciembre de 2012

1 comentario:

  1. "Populus, quí ambulabat in tenebris, vidit lucem magnam - El pueblo que caminaba en las tinieblas vio una luz grande" (Is 9, 1).

    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...