Saludo del P. Ismael Ojeda

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela: Mi saludo cariñoso portador de los mejores deseos en el Amor del Señor. 


Me alegra poder saludarlas en este mes de María, mes de las Flores para María, nuestra Madre. Me uno a las oraciones que están dirigiendo a nuestra Madre la Virgen María en su mes. Seguro que han puesto a sus pies sus preocupaciones personales y las de sus seres queridos: maridos, hijos y familiares. 

Como agustinos siempre recurrimos a santa Mónica, pero indudablemente que el ejemplo de María es el prototipo de toda maternidad. A ella contemplamos en este mes de mayo, a ella nos dirigimos confiándole todos nuestros problemas, y a ella pretendemos imitar. ¡Santa María, ruega por nos!

Recordemos que María, después de la resurrección de su Hijo, perseveró con los discípulos en oración implorando y esperando la venida del Espíritu Santo sobre todos y cada uno de los miembros de la Iglesia. Por tanto, las invito a fomentar la alegría propia de este tiempo pascual, hasta que llegue Pentecostés: "El mundo entero se desborda de alegría". A la vez, las estoy acompañando espiritualmente mediante el blog en Vivencias Pascuales. Es una manera.

Finalmente, les agradezco las oraciones por el III Encuentro de Madres Cristianas en San Millán. Queda menos de un mes y se están inscribiendo bastantes madres mónicas, de Madrid, sobre todo, y de Barcelona. Les comparto además, que tendremos el gozo de acoger a un matrimonio de Caracas y a una señora de Lima. Hay otras madres interesadas. O sea que el Encuentro será internacional, por primera vez, gracias a Dios. Todavía hay plazas, pero no se descuiden. Sigamos orando. 

Hasta pronto, hermanas de Venezuela. Dios me las siga bendiciendo y la Virgen María protegiendo. Con estima personal, p. Ismael

27 de mayo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...