La Familia, lo primero y principal

La familia está reclamando urgentemente gente que la valore, la defienda, la promueva. No es posible construir una civilización humana de espaldas a la familia.

Por  Mons. Ubaldo R. Santana Sequera, Arzobispo de Maracaibo
Le iba a poner como título: “La Familia, especie en riesgo de extinción” pero me pareció demasiado dramático. Hay preocupación por las ballenas, las tortugas y otros animales en peligro de extinción. Han surgido organizaciones para defenderlos. Eso es lo que necesita también la familia. Porque no solamente no se le está valorando sino que pareciera que existiese una conspiración para acabar con ella. Se le quiere reemplazar por otras fórmulas y dar estatuto de familia a parejas homosexuales, a uniones antinaturales y advenedizas, verdaderos avatares del relativismo moral de esta era globalizada.

La familia está reclamando urgentemente gente que la valore, la defienda, la promueva. No es posible construir una civilización humana de espaldas a la familia. En el Génesis, Dios coloca la pareja humana como principio y eje organizador de la armonía y orden de toda la creación. En el Nuevo Testamento el matrimonio entre un varón y una mujer es presentado como un sacramento, es decir un signo eficaz del amor de Cristo por la Iglesia y por la humanidad.

Hace veinte años la Conferencia Episcopal lanzó el Programa pastoral del Abrazo en Familia. Al principio fue sólo un día, el segundo domingo de noviembre. Hoy se le dedica toda una semana. El Abrazo en Familia ha tenido una gran aceptación no solo dentro de la Iglesia católica sino también en la sociedad. El ministerio de Educación lo asumió y lo implantó en las escuelas públicas del territorio nacional. Me atrevo a decir que hoy es más conocido en las escuelas que en nuestras mismas parroquias.

La iniciativa de este importante programa se lo debemos al padre Aldo Fonti y al estupendo equipo que en ese momento lo acompañó en el Departamento de Pastoral Familiar. Que Dios bendiga al padre Aldo Fonti y a toda la gente que inició y mantuvo durante más de 15 años este importante programa.

El tema escogido para este año reza así: Familia abre tu corazón al diálogo y a la reconciliación. Ya en años anteriores se han tratado de una manera u otra estos tópicos. La importancia que tienen en la vida familiar es de tal magnitud que siempre será válido insistir en ellos. El programa del Abrazo en Familia propone caminos concretos para llevar a la práctica esos valores. Conjuntamente con el material publicitario y motivacional, el Departamento de Pastoral familiar ofrece folletos con orientaciones concretas, ejercicios, talleres para que las familias se ejerciten en el arte y en la virtud de escucharse, tomar en cuenta los sentimientos del otro, respetarse, valorarse y dar pasos concretos hacia el perdón y la reconciliación. En cada diócesis de Venezuela existe un Secretariado de pastoral familiar que se encarga de difundir el material y ofrecer los talleres a quienes los soliciten.

¡Feliz semana del Abrazo en familia! Padres, reúnan a los miembros de su familia, oren juntos. Familia que reza unida, permanece unida. Dense un cariñoso y fuerte abrazo por medio del cual se transmitan el deseo de poner su granito de arena para fortalecer su propia familia y por ende la familia venezolana. Dale un abrazo a la familia. Pon interés en trabajar por su consolidación. Si piensas casarte, pon gran empeño y esmero en preparar tu matrimonio y dale el verdadero valor a la familia que vas a constituir. Que la familia sea en verdad lo primero y principal. En Maracaibo, todos sin excepción necesitamos comprometernos a trabajar más juntos y más activamente a partir del 2011 en la promoción de la pastoral familiar y en la preparación prematrimonial. Es una cuestión de primera importancia y de máxima urgencia.

(Tomado del Semanario “La Iglesia Ahora”, No. 271, 14-11-2010.)

14 de noviembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...