Tercer Congreso Latinoamericano de Jóvenes

Del 5 al 11 de septiembre, en Los Teques, estado Miranda.

Acompañados por 20 obispos y 80 sacerdotes, 450 jóvenes de 19 países (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela) se reunieron en las instalaciones del Liceo San José, de la Comunidad Salesiana de Los Teques, para discernir y reflexionar sobre la revitalización de la Pastoral Juvenil en América Latina y el Caribe.

El domingo 5 en la tarde los asistentes realizaron una caminata desde la sede hasta la Catedral de Los Teques, donde tendría lugar la misa inaugural, presidida por Mons. Freddy Fuenmayor, Obispo de esa diócesis. La mañana del lunes 6, Mons. Ubaldo Santana, Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, dirigió emotivas palabras de bienvenida a los congresistas; y posteriormente Mons. Mariano Parra, Obispo de Ciudad Guayana y responsable de la Sección Juventud del CELAM, dio inicio oficialmente al Tercer Congreso Latinoamericano de Jóvenes, recordando a Juan Pablo II con estas palabras: "Abran las puertas de su corazón a Cristo, Él nunca nos defrauda. Ante el miedo al fracaso, al futuro y al compromiso, Él es la roca firme".

De esta manera se iniciaron las jornadas de trabajo, que incluyeron arduos discernimientos y reflexiones sobre algunos temas de gran importancia para la revitalización de la Pastoral Juvenil en Latinoamérica y el Caribe. Conocer cómo Jesucristo se hace presente en este estrato de la población del continente sirvió para dar una mirada amplia a la realidad de los jóvenes desde sus vidas, desde la Pastoral Juvenil y desde la sociedad.

Iluminados por la Palabra de Dios y la doctrina de la Iglesia, se compartieron sustanciosos aportes desde las ciencias sociales, los documentos de Aparecida y la memoria histórica de la Pastoral Juvenil, confrontando a la vez algunos paradigmas.

Durante este recorrido se compartió el sueño que cada país proyecta como Pastoral Juvenil, y luego las 4 regiones: Centroamérica y México, Cono Sur, el Caribe y Andina, fueron construyendo un sueño común, el cual invitó a valorar, respetar y tomar en cuenta el camino recorrido, para así impulsar una verdadera revitalización de las acciones de evangelización de los jóvenes.

Tras los momentos de escucha, reflexión y discernimiento, se trazó el horizonte en común y se invitó a los jóvenes a seguir comprometiéndose con el Evangelio de Jesús.

Dentro de los momentos conclusivos, destacó la solidaridad con la juventud de Haití, específicamente para la construcción de la Casa de la Juventud de ese país. Por otra parte, se hizo un pronunciamiento contundente en contra de la violencia en Latinoamérica, especialmente por los jóvenes que se ven envueltos en esta corriente a causa de la descomposición social, la influencia consumista de los medios y la falta de valores, para que la luz del Evangelio sea la que ilumine la búsqueda de respuestas a estas situaciones.

Vale mencionar que los momentos de oración y las eucaristías fueron muy valorados por todas las delegaciones. El sábado 11, después de una tarde de paseo visitando la Hacienda Santa Teresa en el Consejo, estado Aragua, Mons. Mariano Parra presidió la misa de acción de gracias, que resultó muy emotiva. En sus palabras agradeció a todos por su trabajo y compromiso.

Tomado de: "La Iglesia Ahora", semanario de la Arquidiócesis de Caracas.
Imágenes: Conferencia Episcopal Venezolana.

19 de septiembre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...