Leyendo a Agustín en familia


Notas para una meditación agustiniana

Fr. Imanol Larrínaga, oar

Se puede decir que el éxito de toda familia estriba en alimentar constantemente la experiencia de común-unión entre todos sus miembros, tanto en los momentos más gratificantes y luminosos como en el vivir cotidiano y, de modo especial, en el dolor, en el sufrimiento y en la dificultad: pero, por otro lado, Señor, hice un descubrimiento: vi que había personas que te invocaban. De ellas aprendí, dados mis cortos alcances, que tú eres alguien, que eres grande y que puedes escucharnos y apoyarnos, aunque no te manifiestes a nuestros sentidos. Niño como era, comencé a implorarte, auxilio y refugio mío, y al invocarte rompía las trabas de mi lengua (ib. 1, 9, 14).

Para que esta experiencia cobre todo su sentido ha de ser referida a su propia fuente, que no es otra que el amor de Dios derramado en los corazones. Desde este punto de vista toda la vida familiar es una vida en la que anida el Espíritu, en el que se experimenta cómo ser guiados por la fe. La vida familiar, como toda forma de vida humana comunitaria, es una trama de relaciones y éstas deben ser creadas en cada instante cumpliendo las exigencias del encuentro. Tal cumplimiento requiere energía, decisión, voluntad de compromiso… y todo ello procede del ideal de la unidad. Quien asuma este ideal con entusiasmo y lo convierta en el impulso de su actividad estará bien dispuesto espiritualmente para comprender a fondo lo que implica la vida familiar e insertarse en ella con garantía de éxito: siendo niño, dice Agustín, había oído hablar de la vida eterna que nos está prometida mediante la humildad del Señor, que descendió hasta nuestra soberbia. Me señalaron con la señal de la cruz y saboreé la sal bendita apenas salí del seno de mi madre, que tuvo una gran esperanza en ti (ib. 1, 11, 17).

Ver artículo completo (oarecoletos.org).

22 de enero de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...