San José, obrero


Llamando a trabajo al mundo
la aurora de la mañana,
saluda al son del martillo,
la casa nazaretana.

Salve, padre de familia,
de cuyas manos sudadas
al Artífice divino
copió labor artesana.

Reinando en la cumbre del cielo
junto a tu esposa sin mácula,
oye a tus fieles devotos
sumergidos en desgracias.

Quita violencias y engaños
y hurtos al pobre en ganancias,
baste a todos el vivir
con una sencilla holganza.

Por ti, José, Dios altísimo
dirija nuestras pisadas
en paz y santa alegría
por las sendas de la Patria.
Amén.

Liturgia de las Horas

1 de mayo de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...