Saludo del P. Ismael Ojeda - Nov. 2017


Queridas Madres Cristianas Santa Mónica de Venezuela:

Mi saludo del mes desde Lima, con todo amor y oraciones por su bienestar personal y familiar.

Desde España he tenido noticias de Requena, Arcos de la Frontera, Torrelodones de Madrid y algunas referencias lejanas de otros sitios. Les cuento que mi madre Julia cumplió el pasado veinte, noventa y cinco años. Estuvo bien acompañada entre otros por los seis biznietos y la última nieta, todos de siete años para abajo. Gracias a Dios está muy bien. Les agradezco su interés y oraciones.

De América les recuerdo tres penas que sufren algunas madres mónicas de estos lares. En primer lugar, el colectivo de las madres argentinas que han perdido a sus hijos en el naufragio del submarino siniestrado. Nos unimos a ustedes en su dolor y en su oración por los fallecidos y por las familias que han dejado aquí. Pedimos al Dios de la Vida y del Consuelo que salgan robustecidas en su fe y en sus familias.

En estos días estamos acompañando a las madres venezolanas residentes en Perú que están esperando a sus hijos que vendrán de Venezuela para celebrar la Navidad y quedarse con ellas aquí en Perú. La ONG Unión Venezolana en Perú se ha propuesto traer a doscientos niños venezolanos para que se junten con sus padres en Perú, recomponiendo sus familias tras la migración forzada que han sufrido.

En las parroquias María Magdalena y Santa Rita de Lima se está reuniendo desde hace más de un año este colectivo venezolano que vive como un exilio. Así que, por una parte una gran alegría dentro de tanto dolor como han sufrido y padecen aún estas familias venezolanas. Nuestra oración por esas esposas y madres de familia, y sus hijos. Que estos hechos nos hagan más confiados en la Providencia de Dios que nunca nos abandona, y menos en las situaciones más difíciles...

Y en tercer lugar, he tenido correspondencia con una madre mónica de Puerto Rico cuyo país fue azotado por dos huracanes, y la población ha padecido muchas penurias por falta de luz, combustible, vivienda, alimentos, trabajo... que aún no logran superar del todo. Ellos cuentan con nuestras oraciones y solidaridad.

Bien, y, como ya entramos en Adviento, feliz Navidad para todas las Madres Mónicas de Venezuela que son numerosas y comprometidas: Que el Niño Dios siga llegando a sus hogares y se quede para siempre, con ustedes, sus maridos y sus hijos. Un abrazo desde Lima. Adelante, mucho ánimo y fortaleza. La Madre Virgen María las acompañe particularmente en esta Navidad. Con estima personal,


P. Ismael Ojeda Lozano, oar
Párroco Sta. Rita de Casia
Miraflores - Lima
https://ismaelojeda.wordpress.com


28 de noviembre de 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario o solicitud de oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...